Volvieron a juzgar a Diego Fantino

Imagen de archivo

Vuelven a juzgar a Diego Fantino (39) el ex arquero de Atlético Ticino. En este caso llega acusado por ser el supuesto autor de los delitos de lesiones leves calificadas reiteradas” (tres hechos) y “privación ilegítima de la libertad agravada”.

La victima en esta oportunidad fue Gisella Janet Allasino (28), oriunda de Dalmacio Vélez Sarsfield.

En cuanto a los hechos por los cuales esta acusado ocurrieron entre el 8 y el 20 de julio de 2019, en el departamento que tiene Fantino en Villa María ubicado en calle Buenos Aires al 1.202.

El infierno de Gisella

Todo comenzó el 8 de julio a las 4 de la madrugada cuando Fantino  le aplicó un par de cachetazos a la joven Alessio, provocándole una herida en su labio, y luego le pegó un puntapié en la espalda mientras le exigía que se fuera del departamento.

Luego tomó unas botas que eran de la víctima y se la tiro golpeándola en la cabeza, luego la mujer se fue a la cocina y el imputado, la tomó de la ropa, le rompió el pullover, empujándola hacia la puerta mientras le daba patadas en distintas partes del cuerpo, luego la tomó del cuello y amagó con darle un golpe de puño.

El 20 de julio, volvieron a discutir en el mismo departamento, el acusado la arrojó al suelo la pateó en la zona de la cintura y la escupió tres veces, para luego tomar una zapatilla marca Adidas de color rojo con la cual golpeó a la mujer en cabeza.

Luego el acusado tomó el celular de Allasino, salió del departamento y la dejó encerrada con llave y sin posibilidades de salir por un lapso no menor a 30 minutos.

Y por último el 30 de agosto a las 4 de la mañana, una vez más en el mismo inmueble, la pareja discutió y Fantino arroja las zapatillas de Allasino a la calle, para luego empujarla de la cama, donde se encontraba acostada, provocando que la joven se golpeara la pierna izquierda, a la altura de la rodilla, contra una mesita de luz, provocándole un gran moretón.

El primer juicio

Fantino, había sido condenado el 3 de agosto de 2018 a tres años y seis meses de prisión por lesiones leves y graves, y por privación ilegítima de libertad en prejuicio de otra mujer por hechos que ocurrieron en 2016 en aquel pueblo.