Con cafecitos virtuales costea su propio libro que retrata artistas locales

"Mutis por foro", un material que reúne a siete actores de Villa María a través del género perfil.

Virginia Ventura es una escritora villanovense que atravesó la literatura para volcarse a una nueva experiencia. Por medio de «cafecitos virtuales» se financia su propio libro que retrata actores de la escena local.

 

Apasionada, esa sería una buena definición para retratar a esta villanovense que dedica su última experiencia literaria a retratar -justamente- a otros artistas.

Virginia Ventura es una escritora que otrora inspeccionó por los lúgubres mundos góticos y ahora a través de una tarea de introspección junto a Leila Guerriero paso a “escribir sobre los comunes antes de que desaparezcan ante nuestros ojos bien cerrados mundos enteros”.

Así surgió «Mutis por foro», un material que reúne a siete actores de Villa María a través del género perfil.

«Decidí que tenía que escribir sobre artistas comunes del interior del interior. Tenían que ser actores, porque yo amo el teatro más que a ningún otro arte, sueño con dedicarme de lleno a la dramaturgia, además, mi herida estaba ahí.

Quería reconciliarme con el teatro. Siempre estuve muy vinculada al teatro por casualidad, pero no quiero actuar, quiero escribirlo».

En el proceso también contó con la colaboración de Dario Falconi y Stella Salerno.

Consultada sobre la selección de los artistas explicó: «Fue natural. De entrada, por cuestiones rituales/simbólicas que tengo muy incorporadas, tengo una maestría en filosofía y religiones, tenían que ser 7.

Las primeras fueron Flor Bringa y Bali Balanza. A Flor la conocía poco y me generó intriga, Bali es mi profe de flexibilidad y me daba curiosidad su historia.

Sebas Giordano, quizás por subestimarme, por no creer que yo iba a hacer algo así, capaz porque yo tampoco me imaginé un proyecto tan grande, me dijo: “¿Por qué yo no?” y yo pensé que ¿por qué no? Si en el fondo su carrera me era una incógnita, porque, cuando nos conocimos, no estaba en actividad.

Y él fue quien me envió con Mona Pons. Mona me dijo que tenía que entrevistar a Vale Plovanich y a Raúl Zuin.

Y en eso siempre aparecía la figura de Pablo Barone, pero siempre. Y Pablo es un amigo, sentía que conocía demasiado su trabajo porque soy su fan, veo todo lo que él hace desde que lo descubrí, no importa si dirige, escribe o actúa».

 

Cafecitos virtuales

Cafecito.app es una página argentina que «nos sirve a los artistas para financiar nuestros proyectos de manera colectiva. En nuestro país, hacer arte es costoso. No genera ingreso.

Este proyecto nace porque hay una necesidad de dejar registro de una mínima parte de lo que pasa y pasó en el teatro villamariense antes de que desaparezcan ante nuestros ojos bien cerrados.

Si bien es mínimo el registro de Mutis por foro, poder crearlo implicaba pedir ayuda económica, y por menos de lo que cuesta un café, se puede colaborar con mi proyecto. Hasta ahora, me invitaron 293 cafecitos». 

Respecto a la forma de obtenerlo aclaró: «Lo único que está listo y a la venta, y que pueden colaborar comprando, son las postales, que se encuentran en Librería Universitaria o las pueden pedir con sus compras en los locales que también aportaron: Escala, Gozo, Luxa, Mala Yerba y Ribera.

Pero también está bancando otra gente, como Soledad Pérez (que es mi fotógrafa oficial, y se embarca conmigo en todos mis proyectos), El Mensú y Greta Otto, Ayllú, la UNVM».

Y está en tratativas con los municipios de Villa María y Villa Nueva.

«La preventa es lo que más ayuda y es sumamente directa. Me escriben a mis redes sociales o, el que lo tiene, a mi teléfono y me hacen una transferencia y el libro viene con postales de regalo.

En febrero el precio del libro es de 2000 pesos. Hubo oferta para los que invitaron cafecito y otra oferta para los que no durante enero. De todas maneras, 2000 sigue siendo un precio promocional. El libro va a costar 2500 pesos a partir del día de la presentación».