Da clases de yoga a la gorra en la plaza: “Es una forma de vida con beneficios integrales”

Cada martes y jueves Ely Cavallera se presenta con esta propuesta en la plaza San Martín, frente a la Catedral.

Ely es profesora de yoga desde hace 21 años y decidió salir de su espacio de comodidad para acercar esta disciplina a todos. Sostiene que los beneficios son físicos, pero también mentales, emocionales y anímicos.

Cada martes y jueves Elizabeth Cavallera se presenta en la plaza San Martín –frente a la Catedral- con la intención de dar a conocer esta maravillosa disciplina.
Y lo más novedoso es que lo ofrece a la gorra, sin compromisos, sin presiones, dejando fluir el deseo que encontrarse con uno mismo en cuerpo y alma.
Así, la pueden ver junto a sus alumnos, ocasionales o fijos, a las 16:00 horas y sumarse a esta experiencia.

En diálogo con Villa María VIVO comentó: “Soy profe de yoga desde hace 21 años y complemento las clases de yoga con pranayamas (técnicas de respiración), meditaciones y sonoroterapia (cuencos tibetanos)».

Respecto a la modalidad explicó:

«A la gorra es una forma de compartir los beneficios de esta disciplina libremente, que la persona que se acerque no tenga un compromiso monetario y de cumplir una obligación».

Es que «realmente se acerca gente con una energía muy linda, que capaz no se anota a una clase de sala o simplemente quiere probar una vez y ver de que se trata.
Siento que los que se acercan buscan algo más allá de los beneficios físicos, buscan una conexión, un diálogo más profundo con su ser.
Es muy linda la energía que se crea durante la práctica».

Por eso es que el entorno al aire libre se vuelve fundamental: «Lo veo como una oportunidad de compartir. Y entender que en pleno centro de la ciudad, con todos sus ruidos, en un espacio verde podemos pausar nuestra vida.

Me encanta lo que sucede, me ven en las redes y algunos consultan antes de ir y otros me dicen acabo de ver tu publicación y me llegué. Es muy loco porque es muy sano y energizante.
Incluso después nos tomamos unos mates y pasamos un momento muy piola».

El yoga como forma de vida

Ely tiene una vasta experiencia, «siempre di clases en sala, en este momento doy clases de yoga personalizado a domicilio. Y estoy terminando mi espacio holístico para talleres y retiros».

Y por ello aconseja que el yoga «es una forma de vida, los beneficios no son solos físicos, el beneficios es integral: para el cuerpo físico, mental, emocional y espiritual.
Personalmente es mi modo de vida.
Es un despertar, una conexión muy profunda con uno mismo y se nota en poco tiempo.
Es un camino de autoconocimiento».