La Maternidad del Pasteur fue calificada de máximo nivel por la Nación

A poco menos de dos meses de la auditoría efectuada por personal del Ministerio de Salud de la Nación, y sus pares de Provincia, el Hospital Pasteur recibió el anuncio oficial de la recategorización del servicio de Maternidad al máximo nivel al que una institución sanitaria puede acceder.

La notificación fue enviada por Marcela Yanover, directora de Jurisdicción de Maternidad Infantil de la provincia quien recibió el resultado del informe de dicha auditoría confirmando la calificación correspondiente a partir de los altos standares de calidad hospitalaria que la institución de barrio Carrillo presentó en la reciente inspección nacional.

Mejor de lo esperado

Tecnicamente el Pasteur pasará del nivel 2 al 3 B. “Inicialmente se esperaba que estuviéramos en un nivel apenas inferior (3A), pero la auditoria fue muy positiva y auspiciosa; tanto que terminó reconociéndose la actual estructura y los procesos de alta complejidad que ya venimos desarrollando”, explicó Sergio Arroyo, director del nosocomio.

Por su complejidad el Hospital Pasteur puede dar respuesta a embarazos de menos de 32 semanas o a recién nacidos de menos de 1,500 kg, primer requisito para alcanzar la máxima categoría según la normativa vigente (nivel III B).

“En este contexto buscamos seguir creciendo y tenemos objetivos bien claros de cara a optimizar esos procesos para el año próximo. Eso se da en un contexto de la alta respuesta que hoy la salud pública da a la población en contraste con lo que sucede en el ámbito privado”, dijo Arroyo

Qué cambia

Arroyo explicó que a partir de esta recategorización, el centro de salud podrá acceder a mayores ingresos que surgen de la facturación de las prestaciones médicas que se dan en el proceso que atraviesan los pacientes frente a estos embarazos de alto riesgo.

“Al categorizar con la máxima categoría, a través del programa Pases, se puede facturar las prestaciones que hacen a recién nacidos de entre 32 y 35 semanas de gestación, que antes por ser categoría 2 resultaba inviable. El beneficio se da a nivel sanitario en todo sentido, ya que esos ingresos permitirán mejorar el hospital”, destacó.

Datos relevantes

Entre las estadísticas que se brindaron a la auditoría de Nación, de los 626 partos del primer semestre del 2019 145 fueron provenientes de embarazos de alto o mediano riesgo: 15 con menos de 32 semanas (o peso inferior a 1,500 kgs del bebé), 34 con un período de entre 32 y 35 semanas de gestación, y 96 con más de 35 semanas.

“En todos los casos el hospital pudo dar una respuesta óptima por su complejidad y estructura a pacientes que están lejos de Córdoba, convirtiéndose en un referente para la atención materno infantil y ginecológica de una parte importante de la región”, argumentó Arroyo, al mismo tiempo que resaltó “la posibilidad de accionar todo el año las 24 horas del día a partir de tener guardias activas en todos los servicios comprometidos para una situación de esta magnitud”.

Foto: Ilustrativa.