Los amigos del Museo Ferroviario ¿Quiénes lo soñaron?

En 2004 se reunió por primera vez la comisión Pro-Museo.

Un grupo de amigos cuenta cómo gestaron la idea del Museo Municipal Ferroviario. En 2004 se reunió por primera vez la comisión Pro-Museo.

El Museo Municipal Ferroviario se creó en septiembre de 2019, en el marco de un aniversario de la ciudad.
Pero previo a ello hubo un grupo de personas que lo soñó, lo gestó, albergó y luchó por la idea durante años.
En 2004 crearon su acta constitutiva donde detallaron que su deseo era dar a conocer la importancia que tuvo el paso de los Ferrocarriles de Argentina en esta zona. “Lo que dio lugar a la formación de esta pujante ciudad”.

En septiembre, en conmemoración de un nuevo año de la creación de este espacio, fueron reconocidos como “amigos del museo”. Y el municipio les otorgó una medalla recordatoria.
Allí, el presidente de la Asociación Amigos del Museo Ferroviario, Julio Liendo, expresó sentirse “orgulloso de pertenecer a la labor que se está realizando actualmente”.

En la misma línea, el vicepresidente de la institución, Mario Liendo, destacó el rol de “todos los compañeros que hicieron posible empujar la creación del Museo, permitiendo recuperar los espacios ferrourbanos y conservar su historia y valor cultural”.
Los amigos del Museo

Pero, ¿quiénes fueron los que conformaron este grupo filantrópico?

La primera comisión creada en 2004 estuvo presidida por Risieri Bettiol, la secretaria “Cuqui” Ayassa y acompañaban Jorge Alberto Barbagallo, Miguel Ángel Ferreyra, Jorge Zeballos y Julio Benitez.
Mientras que en septiembre pasado también reconocieron a Dante Hugo Buffini, Fernando Oscar Capriotti, Valentín Antonio Dalla Ca, Juan Bautista Gilli, Julio César Liendo, Juan Alberto Quiñones, Federico Nicolás Sarno, Miguel Ángel Soave y Hugo Mosquera.
Y los ya fallecidos Hugo Olariaga, Risieri Bettiol y “Cuqui” Ayassa.

En diálogo con Villa María VIVO don Julio Benitez contó: “En 2004 se hizo la primera comisión para crear el Museo Ferroviario.
Risieri “Chiche” Bettiol, jubilado ferroviario, nos convocó y éramos todos de origen en el maquetismo.
También, había herreros, mecánicos, ex ferroviarios”.
Además, recordó “teníamos hasta una museóloga propia la señora Cuqui Ayassa”.

Durante muchos años se reunieron, pidieron ayuda a las distintas gestiones municipales sin demasiado éxito. Incluso a nivel nacional los acompañaron en la iniciativa desde la Estación de Ferrocarriles en Córdoba.
En esa oportunidad, en 2010 “nos dijeron que nos iban a dar un tramo y un coche de pasajeros pero teníamos que restaurar todo. Eran los vagones que estaban tirados en Las Playas”.

Con los años algunos se fueron retirando, como fue el caso de don Julio y otros persistieron.
Hasta que un tiempo antes a septiembre de 2019, la idea tomó impulso de la mano del municipio.
Miguel Ángel Ferreyra, quien además es presidente de la agrupación de maquetistas de Villa María, contó: “yo integré el museo apenas lo armamos.
Chiche y Cuqui fueron los promotores, los demás integrantes hemos seguido la mayoría y después de tanto tiempo logramos el Museo”.
Muchos de estos amigos además entregaron parte de sus trabajos y recuerdos, objetos preciados.
Miguel agregó: “Yo entré como maquetista, de hecho hay una maqueta mía del tren de Las Playas `el obrero´ que fue dada en comodato a la municipalidad para que sea cuidada en el museo.
Después el señor Capriotti puso en comodato los instrumentos que se usaban en ese momento. Jorge Barbagallo dio un dínamo de una locomotora a vapor”.

¿Qué se puede encontrar en el Museo ferroviario?

En el marco del 152° aniversario de la ciudad fue inaugurado este espacio como homenaje para la “hija del riel”.
Está emplazado en el Parque de la Vida y un integrante de la Asociación Amigos del Museo Ferroviario, Mario Liendo, contó en 2019 qué nacía allí.
“En este espacio que, no por casualidad, está dentro de lo que era el predio de la estación ferroviaria, lo que vamos a intentar a hacer es no solo mostrar algunos objetos que se utilizaban. Sino también poner en valor todo el predio que es un inmenso museo al aire libre”, relató Liendo.
En el museo pueden verse objetos antiguos que se utilizaban en el ferrocarril y adentrarse en relatos, historias y fotografías mediante la tecnología.