Los casos suben y las reuniones masivas se siguen haciendo

Este fin de semana fue una muestra más que hay una gran parte de la población dispuestas a mantener en pie reuniones masivas a pesar de un contexto de casos que suben en toda la provincia de Córdoba.

La Policía debió intervenir en más de una ocasión e incluso llegó a detener a tres personas.

Aparentemente, se resistieron a abandonar el lugar en el que se hacía un encuentro no permitido.

El parte policial emitido este lunes con un resumen de lo ocurrido durante el fin de semana menciona al menos tres lugares en los que había 150, 70 y 300 personas, respectivamente.

Las reuniones masivas

En la madrugada del domingo 16, en la ciudad de Villa Nueva, se desactivó una reunión en la que participaron aproximadamente 150 personas, informó la Policía.

Allí se identificó al organizador, un hombre de 23 años de edad, y se labraron actuaciones por supuestas infracciones al artículo 205 del Código Penal.

También en la madrugada del domingo 16, y en la misma ciudad de Villa Nueva, personal policial se constituyó en avenida Nestlé, donde había una reunión social no permitida.

En este lugar, tres personas habrían rehusado retirarse del lugar.

Por este motivo se procedió a la aprehensión de dos hombres de 21 y 23 años y una mujer de 22 años de edad, se dio a conocer desde la Policía.

Las detenciones fueron por supuesta autoría del delito de resistencia a la autoridad e infracción al artículo 205 del Código Penal.

Por otro lado, como se informó, en la tarde del domingo 16, personal policial se constituyó en un bar de barrio Centro de Villa María, sobre calle Santa Fe, donde se identificó al encargado, un hombre de 48 años de edad.

Allí se constató la presencia de unas 70 personas observando el clásico de fútbol Boca-River.

Es por ello que se labraron actuaciones judiciales por el artículo 205 y, a su vez, se hizo presente personal de Seguridad Ciudadana, para constatar la habilitación del lugar.

Por último, en la noche del mismo día domingo, personal policial constató una aglomeración de aproximadamente 300 personas detrás del Anfiteatro Municipal, las cuales fueron inmediatamente dispersadas.