No acompañan la transferencia de terreno para viviendas «hasta contar con detalles»

El bloque de Concejales «Somos» no acompañará la transferencia del terreno del estacionamiento de la Terminal «hasta contar con informe detallado». 

El bloque «Somos», integrado por Daniel López y Juan Carlos Cladera que responden al accastellismo, no votaron la primera lectura del proyecto de ordenanza que busca transferir el estacionamiento de la Términal para la construcción de viviendas.

En el lugar el municipio busca construir un complejo de departamentos tipo dúplex para lo que el intendente interino, Pablo Rosso, ya firmó convenio con Nación.

Desde Somos, no acompañaron con el voto en primera lectura el proyecto.

«Bajo ninguna circunstancia se opone a la construcción de viviendas sociales, todo lo contrario«, dijo López en relación a la decisión.

«En este caso y frente a la falta de información precisa y minuciosa hemos decidido no avanzar hasta contar con un informe detallado del proyecto«, agregó.

López remarcó además que «una de las falencias de la administración actual es la falta de una política habitacional«.

Dijo también que «es una práctica habitual y sistemática del Ejecutivo, no remitir información en tiempo y forma«.

En detalle, sostuvo que para avalar la iniciativa hace falta tasación del inmueble que, por su extensión y ubicación «estamos hablando de una cifra millonaria«.

Añadió que «se desconoce el tipo de unidades habitacionales previstos, los planos, los plazos de entrega o los materiales a utilizar»

También «el alcance de los beneficiarios, el impacto urbanístico y todos los detalles pertinentes para una operación de esta magnitud«.

Un terreno polémico

Durante los últimos años, el terreno del estacionamiento de la Terminal formó parte de un conflicto del municipio con privados.

Con la expropiación de terrenos en el barrio Malvinas Argentinas, en el 2004, el Estado local quedó en deuda con un privado que fue a reclamar a la Justicia.

En el 2019, se ordenó el embargo de unos terrenos en donde ya había vecinos que habían construido su vivienda, en el actual Ramón Carrillo.

Con eso se pretendía saldar la deuda del municipio, pero desde el oficialismo realizaron contrapropuesta ofreciendo otros terrenos del barrio detrás del Belgrano más el estacionamiento de la Terminal.

Finalmente, la Justicia postergó el remate y amplió el tiempo para la negociación.