Oncativo: 7 imputados por meterse a mansión

La Policía de Córdoba llevó a cabo durante la tarde del viernes allanamientos en diferentes domicilios de Oncativo, tras lo que se imputó a siete personas.

Estas actuaciones se encuadran en un hecho que trascendió públicamente a partir de publicaciones en redes sociales, en las que se ve a varias personas dentro de una lujosa propiedad, haciendo uso de las instalaciones mientras el dueño no se encontraba en el lugar.

El caso fue difundido a través de varios medios de comunicación, mostrándose que un grupo de hombres y mujeres de distintas edades vivieron su “sueño” de transformar en “ricos por un día”, según apuntaría uno de ellos en una red social.

El hecho ocurrió en una propiedad de Oncativo perteneciente a Néstor Flaumer, a la que estas personas habrían ingresado a partir de la posibilidad que les brindó una persona que hace tareas de limpieza en la vivienda.

Una vez dentro del lugar, habrían consumido bebidas y comida, utilizado distintas habitaciones, muebles y vehículos.

Los mismos protagonistas se tomaron fotografías y videos en esas situaciones, imágenes que se viralizaron, primero en la localidad, y luego en la provincia.

La situación tomó estado de conocimiento público y se iniciaron actuaciones judiciales, que llevaron a la realización de siete allanamientos a cargo de personal de la Comisaría de Oncativo, conjuntamente con personal de Investigaciones y de la Departamental Río Segundo.

En total intervinieron dos efectivos de la división Canes, dos efectivos de división Motocicletas, seis efectivos de la Comisaría y tres móviles identificables.

En cada uno de los siete domicilios allanados se imputó y prontuarió a una persona, llegando a 7 en total, todo por orden de la Fiscalía de Instrucción de Río Segundo.

Los cargos contra los acusados son por los delitos de hurto, violación de domicilio y violación a las medidas sanitarias penalizadas por el artículo 205 del Código Penal.

En estos procedimientos también se secuestraron de elementos relacionados a la causa y un automóvil marca Fiat Uno color blanco.