Expectativa: Llega el presidente de Fabricaciones Militares a Villa María

Fábrica de Pólvoras de Villa María.

El presidente del directorio de Fabricaciones Militares, Iván Carlos Durigón, tiene previsto entre jueves y viernes recorrer el polvorín de Villa María y reunirse con integrantes de la conducción de ATE Villa María y un grupo de trabajadores despedidos años atrás.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder Villa María VIVO, la máxima autoridad a nivel nacional de fabricaciones llegaría con una comitiva de más funcionarios, y hay cierta expectativa en cuanto a las novedades que podría aportar.

Según lo que trascendió sobre su agenda de actividades, durante este jueves mantendría reuniones con los directivos locales de la Fábrica de Pólvoras, polvorín que es conducido por el ingeniero Miguel Toselli.

Se especulaba con que el arribo de Durigón a Villa María podría significar también la designación de nuevas autoridades locales.

Iván Carlos Durigón, presidente de Fabricaciones Militares (Foto: Puntal Villa María).

Con el cambio de gobierno a nivel nacional en 2019 y la asunción de Alberto Fernández en la presidencia, la Fábrica de Río Tercero tuvo su renovación y se designó como director a José María López, pero en Villa María no hubo modificaciones hasta ahora.

Precisamente este miércoles, Durigón estuvo en Río Tercero recorriendo esas instalaciones, donde recorrió y supervisó los trabajos que se vienen haciendo para poner en marcha la producción de vagones de trenes.

Además de reunirse con los directivos actuales, el presidente a nivel nacional mantendrá un encuentro a las 18:00 horas con representantes gremiales de los trabajadores, concretamente con la conducción local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Villa María.

uno de los encuentros que más expectativa generaba sería el que Durigón tendría previsto realizar con un grupo de 4 trabajadores despedidos de la fábrica local.

El propio funcionario había adelantado en declaraciones periodísticas que los empleados cesanteados en 2018 tendrían prioridad a la hora de definir incorporaciones, pero solicitó paciencia para llevar adelante ese proceso.

Fueron 55 los trabajadores despedidos en Villa María durante esos meses, en lo que fue una situación de gran impacto sobre la ciudad y la región.

Hasta el momento del arribo de Iván Durigón había cierta reserva sobre las novedades que traerían las autoridades nacionales para la Fábrica de Pólvoras de Villa María.