Robo a centro de jubilados: “Esto nos quebró”

Los ladrones se llevaron una caja de seguridad que contenía más de ocho mil pesos y la falta de esa suma pone en jaque la sobrevivencia del Centro de Jubilados José Luis Suppo.
El dinero era para pagar un viaje que hicieron asociados y la necesidad de reponerlo implica tener que desfinanciar otras actividades. El centro tiene un presupuesto mensual de entre 11 y 13 mil pesos, dentro de lo que se cuentan los tres mil pesos que cuesta mantener el servicio de acompañamiento telefónico a personas solas, que funciona las 24 horas.

Víctor Vedelago, presidente de la institución, relató a radio Lider lo ocurrido.

“Vinimos y nos encontramos con que nos habían entrado a robar. Nos llevaron una caja seguridad que estaba empotrada dentro de un mueble metálico bastante grueso. Había más de 8.000 pesos para pagar un viaje. También se llevaron un nebulizador, otros elementos y rompieron cajones de escritorios”, comentó Vedelago.

Dijo que no hay ninguna conjetura sobre posibles autores y que no cuentan con alarma porque está fuera de la posibilidad del presupuesto.

«Tiro de gracia»

“Veníamos con una situación muy complicada. Esto fue el tiro gracia para nosotros. Nos va a costar mucho reponernos. Esto realmente no quebró”, agregó.

Contó que los socios tienen fijada una cuota de 10 pesos por mes, pero solo el 30 por ciento la paga.

“No sabemos qué hacer, si quedarnos a vivir acá adentro, cómo nos defendemos”, concluyó.