Se creyó el verso y le robaron 100 mil pesos a través de Facebook

La víctima brindó datos de su tarjeta a través de la red social. En otro caso, intentaron estafar a una jubilada de la ciudad pero se comunicó con la entidad y los ladrones no lograron su objetivo.

En dos de las siguientes tres historias, los delincuentes no pudieron cometer el delito, pero en uno de los casos, le robaron 100 mil pesos de su cuenta a un vecino de General Deheza.

Sucedió cuando al usuario de la red social lo invitaron a un sorteo que era falso. Los ladrones que operaban detrás de una página, lo contactaron por el chat privado de Facebook.

Decían que eran una página que sorteaba premios en efectivo y un vehículo, explicaron fuentes policiales a Puntal.

A través de una conversación on line en el chat de Facebook, la víctima creyó en lo que desde el otro lado le escribían y brindó datos personales que les posibilitó a los ladrones sacar un préstamo a través de la cuenta bancaria del hombre.

La víctima terminó entregando una suma cercana a los 100 mil pesos, dijeron.

En nombre de un abogado y desde Anses

En otro intento de hacerse de dinero ajeno, delincuentes llamaron a una femenina de Villa María durante la tarde del jueves y le solicitaron que vaya a un cajero.

Según contó a Radio Show la jubilada, primero la llamaron al teléfono fijo de su vivienda. La voz del otro lado le dijo ser el abogado villamariense Martín Silvano, a quien la mujer no conocía.

Supuestamente Silvano la llamaba como abogado de Anses y le anunció que tenía un acumulativo de abres de 70 mil pesos que debía retirar a través de cajero. En ese mismo llamado le solicitó el número de celular de la mujer para que se comuniquen desde Córdoba y poder explicarle cómo acceder a la plata.

Minutos después recibió un llamado a su teléfono celular que provenía del número 03516974518. La voz del otro lado le pedía que vaya a un cajero siguiendo sus instrucciones. La mujer se negó a ir en ese momento y cortó la comunicación excusándose de que iría en un par de horas.

Al cortar la conversación se comunicó con ANSES desde donde le dijeron que aquellas llamadas eran un engaño, que la Administración Nacional de Seguridad Social no se comunica telefónicamente con los jubilados y mucho menos solicita de esa manera información personal.

Dijo ser el nieto

La víctima tiene 93 años y recibió un llamado de quien decía ser su nieto. Con excusas de que debía cambiarle el dinero, le pidió que le entregue todos los billetes que tenía y las joyas a “un amigo” que pasaría a retirarlo por su domicilio en la ciudad de Bell Ville.

Confiando en el relato, la mujer le entregó 25 mil pesos y objetos de oro a un desconocido. Minutos después reaccionó y llamó a la policía.

Por un premio premio

En Ballesteros, una mujer recibió un llamado que le decía haber ganado un premio, pero que para acceder a él, debía depositar 52 mil pesos. La víctima llevó a cabo la operación tal como le indicaban, siguiendo las instrucciones telefónicas en frente al cajero y cayó en la estafa.

Empresa de teléfonos

Una joven de La Playosa recibió un llamado la semana pasada que decía provenir desde la marca de teléfonos Samsung.

Le dijeron que se había ganado 50 mil pesos y un equipo de última generación a través de un sorteo. Para acceder al dinero le argumentaron que debía ir hasta un cajero y brindarle a la voz del otro lado números y claves personales mientras realizaba la operación.

La mujer dijo que en ese momento no podía trasladarse hasta el banco y solicitó que la llamen más tarde. Le brindaron un nombre y una dirección desde donde, supuestamente la llamaban.

Al cortar la comunicación llamó a Samsung y contó el caso. La empresa le dijo que era un engaño, que su dirección es pública y cualquier persona puede acceder pero que la identidad que le dijeron no pertenecía a su firma.

Cuidados

Semana tras semana se conocen nuevas versiones de intentos de estafas telefónicas y a través de las redes sociales.

Los delincuentes intentan llegar al azar a la población sin distinguir género ni edad, pero hay quienes son más vulnerables y caen en la estafa.

Es por eso que se deben tener en cuenta algunas recomendaciones al momento de recibir un llamado de un desconocido o ser contactado a través de redes sociales por usuarios que desconoce su nombre.

Nunca dar los números de tarjetas de crédito o débito. El número de tres dígitos que se encuentra detrás del plástico es el Código de Seguridad con el que se accede a la estafa.

No decir cuántas cuentas bancarias tiene, si las tiene; de qué entidad bancaria es ni mucho menos cuándo dinero tiene allí.

Las empresas, ya sean comerciales o bancos y entidades públicas, no solicitan a los clientes que se trasladen a un cajero hablando por teléfono y siguiendo sus instrucciones, mucho menos cuando se trata de dinero.

En caso de recibir un llamado que se hace pasar por alguna firma, cortar la conversación y comunicarse con quien dice ser.

Fotos: archivo VillaMaríaVIVO!