Sobre la vigilia contra la Tracción a Sangre: «Los animales no nacieron para trabajar»

"Claramente va a haber más acciones. Creo que es lo que se necesita, sobre todo educar".

Foto: vigilia contra la Tracción Animal

Durante el martes 20 a la tarde noche en el Día Nacional del Caballo, se realizó a nivel local una vigilia contra la Tracción a Sangre.

La activista contra el maltrato animal, Lula Acevedo, comentó: «Fue una convocatoria a nivel nacional por el día del caballo. En Villa María se eligió la Costanera como espacio. El objetivo es que se prohiba la tracción a sangre (TAS). En 2019 se trató una Ley a nivel nacional y quedó ahí, la idea es que esta Ley se vuelva a tratar y se prohiba a nivel nacional la TAS».

Y agregó: «Lamentablemente la conovocatoria fue muy poca, como cada vez que se organiza algo de esta índole en la ciudad cuando se reclama por maltrato animal. La realidad es que siempre somos los mismos los que estamos en estas situaciones».

En la vigilia estuvieron algunas agrupaciones como GRUPAC, Asociación Vida Nueva, el grupo Somos Su Voz y Adopta Galgos Villa María.

Por el compromiso de todos

«Claramente va a haber más acciones. Creo que es lo que se necesita, sobre todo educar. Se entiende que por ahí la utilización de los caballos para el trabajo es una cuestión de costumbre, una cuestión cultural, por eso uno pide la prohibición», señaló Acevedo.

Además, expresó: «También se necesita compromiso del Estado, de los funcionarios y de todos. Solos no se puede, se necesita también el compromiso de la sociedad, que actúe frente a estas situaciones y no sólo cuando el caballo está en mal estado».

De manera contundente, Lula Acevedo manifestó: «Los animales, a nuestro entender, no nacieron para trabajar».

«Lo que necesita la sociedad para parar con el maltrato animal, para parar con la tracción a sangre, para parar en término general con el abandono de los animales y todo lo que tenga que ver con ello, es que la gente se involucre, además del Estado», explicó.

«Lo fundamental es la educación. Que la gente se entere lo que pasa. Es necesario viralizar estas iniciativas para que llegue por todos lados: a la casa, al vecino común. Por ahí la gente no entiende que esto uno lo hace porque quiere. Uno es voluntario en esto y le dedica muchísimo tiempo», finalizó la proteccionista.