UNVM dejó cesante a docente por violencia de género contra estudiante

El Consejo Superior acompañó con voto unánime el dictamen emitido por el Tribunal Universitario y consideró pertinente la sanción ante la gravedad de los hechos denunciados.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) aprobó por unanimidad dejar cesante al docente de Historia, Daniel Marcelo Amicci, acusado de haber provocado una situación de violencia de género sobre una estudiante.

La sanción fue resuelta por el Tribunal Universitario, integrado por Armando Andruet, Gustavo Sader y Carina Porporatto.

Esto, tras acreditar conductas del docente que fueron alcanzadas por el “Protocolo para prevenir, abordar y sancionar las violencias de género en la UNVM”.

Durante la sesión ordinaria del cuerpo deliberativo de este miércoles 21 de septiembre, el rector Luis Negretti señaló que esta decisión “restablece un orden alterado”.

Expresó su satisfacción por el trabajo realizado.

“Se cumplió con cada actuación y procedimiento, garantizando la objetividad, el debido proceso y la defensa de la persona involucrada”, sostuvo.

Momentos previos a la votación, la autoridad máxima de la casa de altos estudios lamentó “no haber tomado los recaudos necesarios para evitar este tipo de situaciones en el ámbito de la UNVM”.

Y asumió públicamente su responsabilidad como funcionario ejecutivo y de gestión.

Docente cesante por unanimidad

Negretti pidió el acompañamiento del Consejo Superior no solo al dictamen del juicio académico emitido por el Tribunal Universitario, sino también a la pertinencia de la sanción en pos de fortalecer y preservar el vínculo ético-disciplinario entre docentes y estudiantes.

El aval fue unánime.  

Lo que se conoció es que el acusado es el docente Daniel Amicci y que los hechos ocurrieron tiempo atrás.

Estos se dieron a partir de expresiones que el docente tuvo con una estudiante durante un examen.

A partir del Protocolo existente, que fue impulsado por la Secretaría de Bienestar y aprobado por el Consejo Superior en 2018, se llevaron adelante las acciones necesarias del caso.

Este protocolo tiene como propósito generar un espacio universitario libre de violencias y está abierto a toda la comunidad universitaria.