Estafas desde la cárcel de Villa María comprando celulares a reconocido comercio

Un preso de la penitenciaría local tenía como cómplices a 4 personas de Río Tercero, que ya fueron detenidas.

Un preso desde la cárcel de Villa María cometía estafas comprando celulares a un comercio de electrodomésticos de Río Tercero con maniobras a través de tarjetas de crédito robadas.

Una fiscalía de Río Tercero llevó una investigació a lo largo de un mes y ordenó la detención de dos hombres y dos mujeres en esa ciudad.

Estas cuatro personas serían cómplices de quien operaba cometiendo las estafas desde la cárcel de Villa María a través de un teléfono celular. 

Este quinto integrante de la banda ya tendría antecedentes por maniobras similares anteriores realizadas desde la misma cárcel de Villa María.

“Quiero comprar un celular que veo en la web de la empresa. ¿Me lo podés entregar en mi domicilio?”

Así eran los diálogos entre «clientes» y empleados que se repetían en la sucursal de Musimundo de Río Tercero, según reveló La Voz del Interior.

Estafas desde la cárcel de Villa María

La fiscal Paula Buera, de los Tribunales de Río Tercero, confirmó a La Voz que hay cuatro personas de esa ciudad detenidos, investigados por presunta estafa, de los cuales algunos tienen antecedentes penales.

Uno hacía el pedido desde la cárcel y los electrodomésticos llegaban a los domicilios de los ahora detenidos.

Este jueves se realizaron varios allanamientos y se incautaron elementos que tendrían relación con la causa.

El comercio afectado se ubica en pleno centro de Río Tercero.

La investigación se inició por la denuncia efectuada por personal de la empresa, según se confirmó desde la Fiscalía.

Tras la tarea de los investigadores se pudo establecer que desde la cárcel se habrían realizado maniobras ilegales con tarjetas de crédito, al parecer sustraídas.

De esta forma fueron adquiriendo productos de la firma que eran entregados a domicilios de Río Tercero.

Tras los allanamientos realizados se secuestró documentación perteneciente a la firma, 16 teléfonos celulares, tarjetas de crédito y de débito y 80.800 pesos.