Otorgan reparación económica a hijos de víctimas, retroactiva al femicidio

La Justicia Federal en Villa María hizo lugar al pedido de dos pares de hermanos que perdieron a sus madres en femicidios ocurridos en la ciudad hace una década, y recibirán una reparación económica retroactiva al momento de los hechos.

Esta decisión del juez local viene a contraponer lo que establecía la ley, y amplía la cobertura del beneficio para quienes se quedaron sin sus madres y padres.

A través de la 27.452, conocida como Ley Brisa, los hijos e hijas de víctimas de homicidio en mano de un progenitor o progenitora, tienen el derecho a cobrar una remuneración económica hasta cumplir los 21 años de edad.

El cuerpo de la ley decía que aquella remuneración debía ser retroactiva al momento del homicidio, pero cuando fue reglamentado, meses después, la fecha fue modificada y solo comprendía hasta el momento de la reglamentación de dicha ley.

Ver: Niños víctimas de la violencia: Anses tramita reparación de la Ley Brisa

En Villa María, la titular de la Defensoría Pública, Luz Felipe, llevó ante el Juzgado Federal los casos de dos pares de hermanos que perdieron a su mamá en femicidios ocurridos en Villa María tiempo atrás.

El viernes último, el juez federal Roque Reback hizo lugar al pedido de la defensora pública.

“Repararán económicamente a los chicos y chicas desde el momento en que se quedaron sin su mamá”, dijo Felipe a Villa María VIVO!

Otro de los amparos que habían solicitado era la cobertura de salud de los chicos y chicas, pero allí recibieron un revés.

Para la titular de la Defensoría, la lucha continúa, “hasta que logren que el estado pague será largo el camino”, dijo y agregó que esperan la resolución de la Cámara Federal de Córdoba, que debe revisar la decisión del juez.

Ver: Ley Brisa en Villa María: entregaron el primer subsidio a hijo de víctima de femicidio

En agosto de 2019 los hermanos y hermanas habían comenzado a cobrar a través de Anses el resarcimiento, pero desde la fecha de reglamentación del proyecto y sin tener en cuenta los ocho años que habían ya pasado sin su mamá.

Foto: Ilustrativa.