PRO apunta a los nombres detrás de la cooperativa que ganó licitaciones del Municipio

La denuncia penal presentada por el tribuno de Cuentas Miguel Maceda, y respaldada por el Pro Villa María, abrió un nuevo capítulo con la mención a nombres -que figuran en la presentación judicial- y que encabezaban la cooperativa La Recta al momento de ganar dos licitaciones otorgadas por la Municipalidad de Villa María.

Esto se enmarca en manifestaciones que se han hecho desde el sector liderado por Darío Capitani, en cuanto a que la organización cooperativa fue cambiando de objeto y de integrantes a lo largo del tiempo.

Sostienen, según lo dijeron al hacer pública la denuncia, que la cooperativa La Recta no contaba con los bienes y respaldos mínimos para hacer frente a las licitaciones obtenidas.

Sobre esto, desde el Municipio, el jefe de Gabinete Héctor Muñoz, rechazó los términos de la denuncia, habló en defensa de la cooperativa de y las licitaciones realizadas.

A esto se sumó ahora que tomaron estado público más nombres en torno a la formación de esta entidad cooperativa.

Los nombres de la cooperativa

El nombre del contador Germán Maurino figura entre la documentación que el Pro Villa María presentó al realizar la denuncia ante la Fiscalía de Primer Turno.

Se lo menciona como presidente en la primera etapa de la entidad, y que figuraba en tal cargo cuando se presentaron a la licitación y ganaron, en un proceso que fue cuestionado por el concejal Carlos Primo en su momento.

Uno de los aspectos que despertó interés es que el profesional tiene una relación personal con el dirigente radical Rodrigo De Loredo desde hace años. También trabajó en Arsat junto él durante la gestión del ahora concejal capitalino.

Foto: Facebook.com

Maurino fue consultado por Villa María VIVO!, pero por ahora, dijo, decidió no hacer declaraciones sobre el tema.

Desde su entorno sospechan que la vinculación que se le hace con el dirigente radical en el marco de este caso sería principalmente una cuestión política, de apuntarle a la imagen de quien podría ser uno de los precandidatos a gobernador de Córdoba para 2023.

En una visita del mes de abril de 2022 a Villa María, De Loredo estuvo acompañado por el profesional en la conferencia de prensa, sentado a su derecha.

Por otro lado, aseguraron que el contador ya no tiene vinculación con la cooperativa La Recta y recordaron que que desde 2017 no es más funcionario.

Lo que la denuncia sostiene es que, tanto Maurino como su esposa Abi Pennisi, figuran en la constitución original de la cooperativa La Recta, y la encabezaban al momento de presentarse a la licitación por el playón deportivo en barrio Nicolás Avellaneda.

El Instituto Municipal de Inversiones, que preside Héctor Muñoz, le otorgó esa obra por $ 14.896.196, junto a otro por otros $ 42.910.333 correspondientes a la construcción de un Centro de Desarrollo Infantil.

Los demás integrantes

Si bien el día sábado, en una publicación de El Diario, aparecen hablando en nombre de La Recta la señora Patricia Pennisi (suegra de Maurino) y otros trabajadores, desde el Pro advierten que, en la constitución de la cooperativa, no aparecerían todas esas personas como miembros, sino que algunos serían operarios contratados para determinadas tareas.

Un listado de personas aseguradas por una compañía es otro de los elementos que acompañan la denuncia, y que respaldaría esta advertencia.

“De las personas que se presentaron públicamente como miembros de la Cooperativa, la única que es socia fundadora es Patricia Pennisi, mientras que Darío Mazzini es socio adherente desde marzo. Otras dos personas figuran como asegurados, pero no son socios”, indicó la concejal Karina Bruno, quien acompañó la denuncia que hizo el partido días atrás junto a sus compañeros de bloque.

En la constitución original, al licitarse la obra, también figuran Sabrina Massafra, quien también es hija de Patricia Pennisi, y Roberto Maurino, padre del contador.

Los integrantes de la cooperativa, por un tiempo, y al ganar la licitación, habrían sido solo seis personas. Luego se habría agregado el resto, aunque algunos solo a modo de socios adherentes, lo que implica una participación menors dentro de la estructura de la cooperativa.

Todos estos elementos generan al menos una sospecha para los concejales y el tribuno que impulsaron la denuncia, y sostienen que hay detrás de esto un manejo al menos desprolijo en la adjudicación de obras públicas por parte del Municipio.

La denuncia del Pro

Días atrás, el vocal del Tribunal de Cuentas, Miguel Maceda, presentó ante la justicia una serie de documentación solicitando que se investigue supuestas irregularidades en licitaciones del municipio.

Tras ello, en conferencia de prensa, Darío Capitani, los concejales Carlos Primo, Natalia González y Karina Bruno, junto a Maceda, brindaron detalles al respecto.

Puntualmente denunciaron irregularidades en la adjudicación de obras a la firma La Recta, una cooperativa que está integrada por miembros de una familia.

De acuerdo a lo que indicaron, esta entidad de la economía social habría iniciado sus servicios como cooperativa textil y que luego modificaron el estatuto y agregaron servicios de construcción.

Además de explicar que resulte llamativa la conformación del directorio de La Recta, aseguran que no cuentan con capital ni bienes suficientes para que se les adjudiquen obras “millonarias”.

Esta cooperativa resultó ganadora de la licitación para la construcción del Playón Deportivo de barrio Nicolás Avellaneda y del Centro de Desarrollo Infantil Integral en el mismo sector.

Desde el PRO agregaron que el mismo día que otorgaron la licitación a La Recta, también se la desplazó de otro llamado por “falencias esenciales insalvables”.

La respuesta del Municipio

La respuesta del municipio no tardó en llegar y el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, consideró un “despropósito” el accionar y denuncia del PRO.

Dijo también que se presentarán en la Justicia con la documentación respaldatoria que demostraría que las licitaciones fueron realizadas correctamente.

Las obras fueron otorgadas por montos de $ 14.896.196,00 y $ 42.910.333,00 respectivamente a La Recta.

Muñoz explicó que se rechazó a la organización de uno de los llamados porque cada licitación tiene requisitos diferentes, y para esa no la cumplían. Si para las adjudicadas, dijo.

Además expresó que “se manifiestan livianamente porque no conocen el esfuerzo que hace esta gente” y destacó que una de las obras además se entregará antes de lo previsto.

Sobre la supuesta falta de antecedentes, dijo que al presentarse a la licitación, la cooperativa estaba trabajando como contratista o subcontratista en otras obras, como las escuelas Proa, y en otras localidades como Tránsito, Silvio Pellico y La Palestina.

El jefe de Gabinete adelantó que el Municipio hará una presentación en la Justicia para aportar “absolutamente toda la documentación que tenemos, y si se requiere alguna otra también”.