Sanatorio de la Cañada presentó flamante Neonatología de alta complejidad

Se trata de ofrecer una atención con personal especializado en recién nacido, con infraestructura de avanzada en 18 unidades.

El Sanatorio La Cañada de Villa María presentó nuevo servicio de neonatología de alta complejidad, uno de los únicos del interior, y con prestaciones en tecnología y capacidad a la altura de los principales centros de salud e Córdoba capital.

Se trata de ofrecer una atención con personal especializado en recién nacido, con infraestructura de avanzada, permitiendo además, en los casos que sea posible, que madres y padres pueden mantener el vínculo cercano y participar de los cuidados.

Todo esto gracias al montaje de una nueva sección en el primer piso del Sanatorio de la Cañada (avenida Larrabure 1466), con la participación de NeoNacer, la clínica privada de pediatría y neonatología de Marcos Juárez, que tiene más de 40 años de experiencia.

Trayectoria y trabajo interno

En el auditorio del Sanatorio de la Cañada, el gerente general Marcos Martellotto dijo que la presentación de este nuevo servicio de neonatología de alta complejidad en Villa María es el comienzo de una serie de acciones que buscan mostrar hacia afuera lo que viene trabajando la entidad de salud.

Recordó que el grupo GEA reúne desde hace casi 30 años distintas empresas y prestaciones relacionadas directamente al campo de la salud. Cuentan con sanatorios y clínicas propias, farmacias, centros de rehabilitación, una prepaga y la administración de una obra social.

Desde hace 10 años ingresaron con el Sanatorio de la Cañada a poner foco en lo sanatorial, y hace dos años iniciaron el mismo proceso en Villa María.

“Trabajamos mucho puertas adentro, informatizando y optimizando todos los servicios. Ahora es momento de empezar a mostrarnos puertas afuera”, anunció Martellotto.

 

Agregó que el sanatorio trabaja con una mirada regional con respecto a los servicios que brinda, en la búsqueda de volver a reconstruir el alcance de las prestaciones con toda la zona.

“Estamos a la altura de ser una alternativa en prestaciones para que pacientes no tengan que viajar a la ciudad de Córdoba”, dijo.

Más cerca

Roger Tissera, director de la clínica de Marcos Juárez, contó que tiempo atrás en su centro de salud le comenzó a resultar llamativo que cada vez más asistieran pacientes desde Villa María.

Esto lo llevó a trazar conversiones y proyectos para poder ofrecer prestaciones en esta ciudad, y evitar que personas tengan que asumir costos y riesgos de trasladarse a varios kilómetros de distancia.

“Me sorprendió que en Villa María no hubiera una Neo de alta complejidad, con todo lo que significa trasladarse para una embarazada o una madre con un bebé hacia Córdoba”, relató.

Por eso consideró trascendente poder inaugurar esta primera etapa de la nueva neonatología de alta complejidad en el Sanatorio de la Cañada de Villa María.

«Un orgullo»

“Son instalaciones con una complejidad y una inversión muy grande, con altura tecnológica. Es un orgullo para todo el sudeste provincial. No cualquier ciudad del interior puede contar con una neo como esta”, afirmó Tissera.

Aseguró que a partir de esta inauguración “hay garantía de servicio para cualquier problema que pueda tener un bebé”.

Dijo que, además del equipamiento de neonatología, se cuenta con enfermeras capacitadas específicamente en la atención de recién nacidos. Puntualizó que los recursos humanos son “el corazón de todo”.

La nueva neonatología del Sanatorio de La Cañada de Villa María cuenta con 18 unidades para su disposición en forma simultánea. Son incubadoras de alta tecnología, con balanzas y sensores de temperatura incorporados, que permiten un seguimiento permanente del recién nacido.

También puso en valor la capacidad y calidad de las instalaciones, con áreas de trabajo que permiten un aislamiento total si se lo requiere, y también lactarios, entre otros recursos que apuntan a la “humanización de la medicina”.

Una de las premisas es ofrecer a la familia del bebé la posibilidad de participar junto a las enfermeras de algunos procesos, siempre que la situación lo permita, para atender y mantener el vínculo con el bebé.

Luego de la presentación formal junto al director médico del Sanatorio, Darío Quinodoz, se hizo un recorrido por las nuevas instalaciones, que ya se ponen en funcionamiento.

Las nuevas instalaciones