Corralito al centro: taxistas, repartidores y vecinos se quejan por embotellamientos

Desde la mañana del martes 21, implementaron en Villa María un “corralito” de ingreso al centro solo por algunas arterias principales. El motivo es controlar el ingreso y egreso de vehículos en el marco de la Emergencia Sanitaria.

Ver: El “corralito” sirvió para bajar un 40% la circulación de gente en el centro

Durante el primer día bajó un 40% la circulación de gente dentro del centro, pero también se iniciaron las críticas en torno a la medida dispuesta por el municipio.

Algunos de los reclamos surgieron en torno a la demora y la espera mientras controlan automóvil por automóvil los motivos de ingreso a la zona céntrica.

Otro de los reclamos son de taxistas y repartidores que deben esperar los controles para poder ingresar o salir del centro, demorando viajes y pedidos.

Ver: Corralito al centro: Sólo se podrá entrar o salir con vehículos por 8 calles

La oposición pide explicaciones

La presidenta del bloque Vamos por Villa María, Karina Bruno, envió una nota al Concejo Deliberante, pidiendo debates del cuerpo legislativo sobre la implementación del operativo de control.

La consulta de la oposición versa en torno a la zona delimitada y la cantidad de accesos dispuestos por el municipio. Además, piden a Seguridad Ciudadana y al Secretario de Gobierno que detallen que controles se realizan en los barrios alejados del centro.

Por su parte, el concejal electo de Vamos Villa María, Luis Caronni, dijo que a raíz del control “las personas se aglomeraron y se produjeron embotellamientos de vehículos en los accesos”.

“Hablé con el secretario de Gobierno y reconoció algunos errores en la implementación del operativo, que había sido intempestiva la medida, que no se había consultado y que se había explicado mal a la gente”, dijo Caronni al Diario del Centro del País.

Qué dicen los vecinos

Entre los comentarios emitidos en las redes sociales por la nueva medida establecida por el municipio, una vecina opina: “la gente se mueve más, en banda caminando, en auto estacionan, hacen sus diligencias y se van. Demorarían afuera de sus casas unos 30 minutos, ahora con esta medida, es más tiempo afuera y en peligro de contagios”.

Otro de los vecinos, contó su experiencia en el ingreso: “yo llevé mi señora a vacunar y no tuve ningún problema de ingresar al centro. Me pararon preguntaron los motivos y pase sin ningún problema”.

Otros consideran que la medida disminuyó la circulación en el centro, pero aumentó la cantidad de vehículos en los cuatro bulevares. También, detallaron que muchos automovilistas dejaron sus autos y se movilizaron caminando al centro por lo que se vió mas gente.