Gill irá al Ministerio de Obras Públicas de la Nación como segundo de Katopodis

No está definido y se está evaluando. Es lo que dicen en el Municipio sobre la salida temporaria del intendente Martín Gill ante el llamado del presidente Alberto Fernández para que ocupe un lugar en su gabinete.

Sin embargo, lo que dejaron trascender fuentes cercanas al mandatario local es que entre viernes y sábado se estaría dando a conocer la definición.

VER ► Ofrecimiento para que Martín Gill se vaya con un cargo al gobierno nacional

Esto implicaría que, tras jurar hace 15 días su segundo mandato consecutivo al frente de la Municipalidad de Villa María, Gill se tomaría una licencia de 180 días para asumir como segundo al mando del poderoso Ministerio de Obras Públicas de la Nación.

La cartera que digita todas las obras que se hacen en el país es conducida por Gabriel Katopodis, con quien Gill estuvo reunido en Buenos Aires pocos días después del inicio de sus respectivas gestiones (foto).

VER ► Gill se reunió con ministros: Que trae para Villa María desde Buenos Aires

Martín Gill ya tiene experiencia en cargos nacionales, cuando fue secretario de Políticas Universitarias durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Expectativas

En el entorno del intendente, más allá de alguna incógnita sobre cómo lo tomarían los votantes que le dieron su confianza para la reelección, recibieron con expectativa esta posibilidad.

Entienden que el lugar que le pretende dar Alberto Fernández lo pone en un lugar clave para el plan de reactivación de la economía y generación de mano de obra.

También se lo ve como un posible vínculo entre la Nación y la Provincia en el trabajo con todos los intendentes de Córdoba para la asignación de obras dentro del presupuesto nacional.

Independientemente de lo que todo esto pueda traer de beneficios para la ciudad, teniendo a Gill ocupando un cargo relevante en el Ministerio.

Trámite legislativo

Para que el actual intendente pueda asumir en la Nación, el Concejo Deliberante debe aprobarle la licencia como intendente. La Carta Orgánica Municipal le otorga un máximo de 180 días.

Por más tiempo que ese, debe renunciar y llamar nuevamente a elecciones.

En su lugar, quedaría un concejal como intendente durante el tiempo de licencia. Puede ser el presidente del Concejo Deliberante o un concejal votado por unanimidad por sus pares.