La Policía mostró sus nuevas caras en uno de los barrios más conflictivos

El cambio en la cúpula policial de la Departamental San Martín se mostró a pleno en la mañana de este jueves 19 en un recorrido de la nueva jefatura por el barrio Felipe Botta, uno de los sectores con más conflictos sociales y de inseguridad de Villa María.

La mayor presencia policial en esa parte de la ciudad es un reclamo de hace tiempo por parte de vecinos, quienes la piden ante la seguidilla de situaciones violentas que atemorizan a los habitantes del sector.

El barrio Felipe Botta, situado en la zona norte de Villa María, es escenario frecuente de hechos delictivos graves, incluidos homicidios, y se han realizado varios allanamientos en procura de esclarecer denuncias por robos y amenazas, entre otras situaciones ilegales.

También se han producido hechos de violencia callejera, con enfrentamientos entre familias del mismo sector.

Los principales jefes de la Policía local recorrieron viviendas, comercios e instituciones, entrevistándose con distintas personas.

De este recorrido participaron el director de la Departamental, comisario inspector Pedro Gustavo Maldonado, el subdirector, comisario inspector Maximiliano Funes, el jefe de Zona 1, comisario inspector Javier Veronese, el jefe de la Patrulla Preventiva, subcomisario Exequiel Lozano, y personal de la sección Policía Barrial.

La información dada a conocer por la Policía dice que recorrieron el barrio Felipe Botta entrevistando a vecinos y comerciantes del sector, y que también visitaron las instalaciones del Jardín Maternal Javier Suppo.

En estos contactos vecinales “se habló brevemente sobre las problemáticas barriales planteadas por cada uno de los entrevistados y, a la vez, se aprovechó la oportunidad para poner en conocimiento de los mismos sobre la nueva conducción de la Departamental San Martín”, informó la Policía.

Además, se les brindó a los vecinos los números de teléfono de contacto con la Policía, a los fines de que efectúen las consultas o reclamos que consideren necesarios directamente ante los mismos jefes, según se informó.

Para la Departamental, este tipo de entrevistas tienen como finalidad “un mayor acercamiento y proximidad entre la institución policial y la comunidad” para “entablar lazos firmes y duraderos, en pos de lograr, entre todos, una comunidad más tranquila y segura”, afirmaron desde la Policía.

El nuevo jefe

En su asunción como nuevo director de la Departamental, Maldonado había prometido una gestión de cercanía con los vecinos y “de puertas abiertas”.

Agregó en esa oportunidad que su forma de trabajar es “conocer a la gente”.

“No voy a escatimar esfuerzos para asegurar la tranquilidad y seguridad de los vecinos de Villa María y todos los ciudadanos del ámbito de la Departamental”, expresó.

Y agregó: “Tengo 29 años de servicio y para eso me he preparado”. También que vertirá todos sus conocimientos “en mi trabajo para la gente, lo mejor a toda la sociedad”.

La llegada de Maldonado a la conducción de la Departamental San Martín se produjo tras el desplazamiento del anterior jefe, Walter Roldán, quien fue imputado por la Justicia por supuesto desmanejos con autopartes de los vehículos alojados en el depósito judicial de Villa María.

Junto a la salida de Roldán se produjeron las imputaciones, desplazamientos y detenciones de otros jefes policiales, todo en el marco de la misma causa que investiga la fiscal de segundo turno, Juliana Companys.