Oposición pide informe por supuesto caso de discriminación en la municipalidad

El Bloque Vamos Villa María realizó un pedido de informe al secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Luis Rodríguez.

La oposición pide informe por supuesto caso de discriminación en la municipalidad. Se trata de un hecho ocurrido en el área de Tránsito y denunciado por la víctima en el INADI y la justicia laboral.

Los concejales del Bloque Vamos Villa María realizaron un pedido de informe destinado al secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Luis Rodríguez.

Le exigen respuestas sobre «un potencial caso de discriminación laboral acaecido en la
Municipalidad de Villa María, más precisamente en el sector de Seguridad Ciudadana y
Tránsito».

En el documento agregaron que «para respetar los principios de confidenciad y resguardar los derechos de la presunta víctima es que preferimos no incluir nombres».

Hace pocos días, se conoció que el mismo bloque exigió respuestas por otro caso ocurrido en el municipio de un supuesto acoso.

Supuesto caso de discriminación

El pasado 15 de enero un agente municipal que se desempeña en el área de Tránsito del municipio desde julio de 2018 como contratado, compareció en el Instituto
Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Alega haber sufrido un trato laboral discriminatorio por parte de su superior, encargado de microcentro, en razón de ser homosexual.

Además, puso en conocimiento a las autoridades municipales de este hecho.

E inició acciones legales en el fuero laboral demandando al municipio y requiriendo resarcimiento económico.

La oposición sostiene que «a partir de haber realizado la primera denuncia ante el INADI, el agente no solo fue trasladado de su cargo como inspector de tránsito hacia otro sector de la Municipalidad (Centro Cultural Leonardo Favio) sino que fue víctima de una sucesión de hechos sospechosos que fueron oportunamente denunciados ante la autoridad policial».

El día 22 de marzo le fue cortada la cadena de transmisión de su motocicleta en el estacionamiento público ubicado en inmediaciones del Leonardo Favio. Mientras que el 29 de ese mismo mes, mientras cumplía su horario laboral en su nuevo puesto, le fue
sustraída su moto. Luego halló toda su documentación con excepción de la licencia de conducir.

El damnificado alega que ante su solicitud de acceder a las filmaciones de las cámaras de seguridad ubicadas en las inmediaciones del lugar del hecho, la Municipalidad no accedió a su pedido.

Por último, el 5 de abril le sustraen de su domicilio una computadora portátil, varios papeles relativos a la causa judicial que está llevando adelante y además se encuentra con su uniforme de agente de tránsito desplegado sobre el piso y con su sello de inspector arriba del mismo.

Preocupación del Bloque

Desde Vamos Villa María se manifestaron preocupados. «En primer lugar el del respeto por los derechos de los trabajadores que se desempeñan en el municipio, para lo cual es necesario evitar todo tipo de acciones discriminatorias o de presiones u hostigamientos. Que se ven agravados y sustentados la mas de las veces por la precariedad del vínculo laboral de las víctimas».

Y, además, «las sentencias condenatorias hacia el municipio en estas cuestiones, como lo fueron en los mencionados casos de los agentes condenados el año pasado (por Quevedo y Carranza, en dos casos de acoso y hostigamiento laboral), obligan a la Municipalidad a resarcir económicamente a los damnificados. Es decir, además de la víctima del destrato laboral, se ven afectados todos los contribuyentes villamarienses».