Por ahora no hay restricciones nuevas en el conglomerado

La situación se sigue con mucha atención, pero sin definiciones todavía.

Los municipios de Villa María y Villa Nueva no tomaron hasta aquí nuevas medidas que puedan implicar recortes: no hay restricciones mayores a las ya establecidas.

La evaluación de algún tipo de recorte podría darse, sin dudas, pero en un sentido regional, indicaron las fuentes consultadas.

La creciente cantidad de casos es un dato que se sigue con mucha atención, pero la decisión por ahora es ajustar el control sobre los protocolos vigentes.

Por la dinámica del núcleo urbano, como parte integrante de una amplia región, entienden también que toda medida restrictiva debe tomarse en forma regional, con el consenso de las localidades de la zona.

Los datos que preocupan

En Villa María se dieron este martes 105 nuevos casos, la cifra más alta desde octubre.

Desde el Municipio de Villa María siguen con atención este dato, pero también contemplan el cuadro general de actividades y disponibilidad de camas.

El comercio y las empresas se vieron muy perjudicadas con los cierres del año pasado, y la situación económica también juega en las decisiones.

La fila de gente para testearse en el Anfiteatro este martes.

No hay restricciones mayores

“No hay nada definido”, confió una alta fuente municipal sobre mayores restricciones horarias o de circulación en Villa María.

En principio, seguirán manejándose con lo que está vigente, ajustando el control y cumplimiento de los protocolos que rigen hace rato.

También se esperará saber si Provincia o Nación toman alguna medida que pueda aplicarse con generalidad.

En las próximas horas está prevista una reunión de la Mesa Provincia-Municipios, de lo que podría surgir definiciones.

Será el jueves 8 al mediodía vía Zoom.

Mirando a la región, Ballesteros y Pozo del Molle se adelantaron con restricciones para circular de noche y limitaron las reuniones sociales y familiares.

En Villa Nueva creen que, si se avanza en una decisión así, debe ser entre varios municipios.

“Se están evaluando, en principio, restricciones nocturnas”, indicaron desde la comuna.

Pero todo está sujeto a lo que se defina en conjunto.

Entienden que no tiene sentido restringir acá, si en pueblos vecinos se autorizan fiestas, discotecas y otros eventos masivos.

Lo que quedaría fuera, al menos por ahora, de posibles restricciones, sería el sector gastronómico.

Bares y restaurantes podrían seguir funcionando, pero manteniendo firmemente le respeto por los protocolos de distanciamiento y factor de ocupación, entre otros.

De todas maneras, todo esto puede cambiar de un día para otro debido a la dinámica de la pandemia y la ocupación de camas en el sistema sanitario.