Su adicción al juego lo lleva 5 años a la cárcel

No es la primera historia lamentable que se desprende de personas que no pueden contener su compulsión a jugar en las tragamonedas instaladas en la ciudad.

En este caso, un hombre de 26 años deberá cumplir una condena de cinco años de prisión tras haberle robado 100 pesos a una mujer dentro del baño del local de la slots.

El hecho ocurrió días antes de la Navidad de 2012, cuando Lucas Taylor amenazó con un arma blanca a otra jugadora que, supuestamente, había ganado una cifra importante en las máquinas tragamonedas que funcionan en avenida Yrigoyen.

El accionar del hombre fue registrado por las cámaras de seguridad del casino, y los testimonios de dos empleados de seguridad y la damnificada terminaron de complicarlo.

La cifra robada fue menor, pero su problema con el juego le trajeron un mal mayor. La Cámara del Crimen de Villa María dictó condena en su contra, con la pena mínima para robo calificado por uso de arma blanca.