Cómo se llegó a la imputación de Gill

El primer fin de semana de julio se supo que Martín Gill había estado en la ciudad. A partir de eso, una sucesión de hechos, rumores y una imputación.

Un repaso por el caso que movió el avispero político y social de la ciudad:

Rumores y un comunicado

El fin de semana del 4 y 5 de julio, Gill llegó a Villa María desde Buenos Aires. La visita coincidió con el cumpleaños de su madre, hecho que abrió un sinfín de posibilidades sobre sus pasos por la ciudad.

Cuando los rumores eran cada vez más fuertes, el martes 7 un llamativo comunicado del Ministerio Público Fiscal (MPF) anunciaba que la Fiscalía de Segundo Turno a cargo de Juliana Companys investigaba si Gill violó la cuarentena para participar del evento.

El comunicado, diferente a los que suele publicar el MPF no sólo por su estructura sino por la difusión de nombres de supuestos involucrados, expresaba también que Gill habría dado positivo de coronavirus.

Cumpleaños de la madre

Algunos sostienen que existió una fiesta el día sábado, de la que habría participado Gill.

Desde el círculo íntimo del intendente en uso de licencia y secretario de Obras Públicas negaron el hecho.

Lo que sí confirmaron, es que pasó por la casa de su madre el día domingo pero que sólo tuvo contacto con unos pocos familiares directos y cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad.

Tres análisis y un twit

El día viernes 3, antes de viajar a Villa María, Gill se había realizado un hisopado. El funcionario ya había explicado en otras ocasiones que por su labor y visitar distintos lugares, se sometía al análisis semanalmente.

Al resultado de ese hisopado lo recibió el lunes 6, un día después de haber estado en Villa María.

Lo que arrojaba, es que Gill daba positivo para coronavirus. Ese mismo día se realizó otro estudio, un test rápido que dio negativo.

Fue entonces cuando se realiza un nuevo hisopado que confirmara o descartara, que terminó siendo lo primero. Este resultado llegó el martes 7, y Gill lo dio a conocer en un twit.

28 contactos estrechos

Gill indicó a través de sus redes sociales que apenas se anotició, avisó a todas las personas con las que estuvo y que se activaron los protocolos determinados.

Así, se hisoparon y aislaron a 28 personas que fueron contactos estrechos y otras indirectas.

Los resultados del primer análisis dieron negativo a todos los involucrados.

Prudencia y verdad

Una vez confirmado el diagnostico por el mismo Gill, los primeros en salir a escena fueron los integrantes del Pro Villa María.

A través de un comunicado firmado por el legislador provincial Darío Capitani, apuntaron contra el accionar de Gill, por haber venido de una zona roja a una blanca. Pidieron actuar “con prudencia y verdad y desearon su pronta recuperación.

También solicitaron que se esclarezca lo sucedido y  expresaron que la actuación de la justicia sería clave. Sobre esto, demostraron preocupación por la revelación de datos sensibles difundidos en el comunicado del MPF.

Además, para el PRO “el silencio atronador del propio involucrado y su entorno” generó incertidumbre. Esto es en referencia a que, por varias horas, desde el municipio y desde el entorno de Gill nada decían.

Nadie estuvo con el

En este sentido desde el estado local informaron a través de las redes sociales, también conocido el positivo de Gill, que ningún funcionario ni trabajador del gobierno local había estado en contacto con él.

También indicaron que el intendente en uso de licencia estaba en buen estado de salud y asintomático, haciendo el aislamiento en Buenos Aires. Esta información también había sido comunicada por Gill en su twit.

Negativos y el alta de Gill

Los segundos hisopado realizado a sus contactos estrechos volvieron a dar negativo. Esta información se dio a conocer el 18 de julio.

Días después, el 21, Gill recibió su alta médica y culminó con su cuarentena.

El lugar para dar a conocer la noticia también fue por Twitter. “Agradezco infinitamente a todos los que se preocuparon por mi salud”, expresó Gill.

Horas más tarde, retomaba su agenda de trabajo en la Secretaría de Obras Públicas de la Nación.

Imputación

Durante todo este recorrido desde conocida su visita y la investigación judicial, las posibilidades de imputación eran ciertas pero no llegaban.

Finalmente se efectivizó este lunes en horas de la tarde: Gill fue imputado junto a otras personas por incumplimiento de la cuarentena.

En un nuevo comunicado, el MPF dejó ver que en principio no sería la fiesta de la que se habló, sino de una reunión familiar que habría superado la cantidad de participantes.

Foto: La Voz